¿Cómo regular tu peso rápidamente con buenos hábitos?

La vida está llena de hábitos que conducen la forma en que vives a diario. Lo que determina si son buenos o no, ya depende de una serie de factores que condicionan la manera en que los desarrollas y vas alcanzando con éxito los propósitos que te planteas.

En el caso de querer perder peso, ya sea porque necesitas mejorar tu estado de salud o porque deseas mejorar la apariencia de tu figura, se trata entonces de un proceso que requiere, tanto de disciplina como fuerza de voluntad para hacer las cosas bien.

Si eres impaciente y lo que quieres saber es cómo bajar de peso rápidamente, lo mejor que puedes hacer es seguir con atención los siguientes hábitos.

Quizás muchos de estos ya los sigues. Sin embargo, es probable que te encuentres con otros que debas implementar en sustitución de cosas que ya hacías a menudo y que no sabías que estabas haciendo mal.

1- Evita tomar café con el estómago vacío

El hábito de despertar y lo primero que piensas es en tomar una agradable taza de café sin siquiera haber desayunado e incluso antes de tomar un vaso de agua, puede ser perjudicial para tu organismo y un gran obstáculo para bajar de peso rápidamente.

Una vez que el café se introduce en el estómago vacío, este contribuye a la producción de ácidos que tienden a dañar el revestimiento de las paredes. Lo cual conlleva a padecer de problemas de indigestión, además de causar estrés en el resto del cuerpo haciendo que este almacene mucha más grasa.

2- Trata de dormir 6 a 8 horas al día

Dormir consta de un hábito al que debes acostumbrar tu cuerpo. Especialistas recomiendan que al menos un mínimo de 6 horas al día son las que el cuerpo necesita para descansar adecuadamente y así optimizar la secreción de hormonas y el funcionamiento de muchos órganos.

De hecho, estudios han demostrado que las personas que acostumbran a dormir menos horas que las establecidas son propensas a producir más grasa abdominal, sobre todo aquellas menores de los 40 años.

Cabe destacar que la perdida de sueño afecta la secreción de cortisol, cuya hormona se encarga de regular el apetito. Por ende, esta es capaz de disminuir la ansiedad y evitar que caigas en placeres culposos que terminen desviándote del objetivo.

3- Aléjate de los productos comerciales “sin grasa”

Si buscas en internet como bajar de peso rápidamente, encontraras múltiples de soluciones y recomendaciones en cuanto a los productos que puedes consumir. Sin embargo, no todos los que ofrece el mercado son los más recomendables.
De por sí, la mayoría de aquellos que contienen en su etiqueta “sin grasa” se componen de un alto contenido de carbohidratos de muy bajo rendimiento. Estos solo logran saciar el hambre al instante, más no por mucho tiempo.

4- Come sin distracciones

La mente es un cumulo de rutinas, la idea es entrenarla con buenos hábitos para que la respuesta de tu cuerpo sea positiva y lo más natural posible.

Acostúmbrate a sentarte a comer sin ver la televisión, escuchar música, revisar el dispositivo móvil, etc. Ya que mientras comes la mente tiende a distraerse con este tipo de actividades, por lo que no asimila que ha comido lo suficiente.

5- Aumenta el consumo de vegetales

Para resolver tus dudas sobre cómo bajar de peso rápidamente hemos agregado una alternativa muy útil. Incorpora vegetales a tu dieta diaria y verás como te sientes mejor y más satisfecho por un periodo de tiempo mayor.

6- Evita las bebidas gaseosas

Está demostrado que las personas que logran disminuir el consumo de las bebidas gaseosas pueden llegar a reducir mucho peso.

7- Elimina las golosinas después de la cena

¿A cuántos nos gusta comer un postre después del almuerzo? Pues realmente esto es algo que no está del todo mal hacerlo, a menos que lo conviertas en un hábito. Pero, si lo que quieres es bajar de peso rápidamente es recomendable ingerir una taza de té o infusión contribuya con la digestión.

No se recomienda ingerir dulces justo después la comida debido a que tu cuerpo ya consumió las calorías y azucares suficientes que necesita, no es necesario cargarlo de más.

8- No te saltes las horas de comida

Plantearte un horario de descanso, entrenamiento, meriendas y horas de comer es una de las claves principales para alcanzar la meta deseada y bajar de peso rápidamente.

9- Regula las porciones de cada comida

Un aspecto muy importante a tomar en cuenta, ya que va de la mano con tu tipo de organismo, contextura y la meta anhelada.

Es muy importante tomar en cuenta las porciones de comida que comemos en el día, ya que muchas veces pensamos que estamos comiendo saludable pero en realidad estamos comiendo en exceso y el cuerpo asimila la comida extra como calorías y grasa extra.

10- Agrega rutinas de alto rendimiento

El ejercicio de alto rendimiento, también conocido como HIIT, consiste en una formula sencilla que busca someter a tu cuerpo a una alta intensidad en un tiempo reducido.

Una rutina de alto rendimiento consiste en intervalos de alta exigencia, variando la velocidad entre cada ejercicio, en donde alcanzas hasta el 90% de tu frecuencia cardíaca, y donde cada intervalo esté divido por un break o un tiempo de recuperación.

La ventaja del ejercicio de alto rendimiento es que te ayuda a quemar grasa de una forma más acelerada. Esto es posible gracias a que llevamos a nuestros músculos al límite, provocando que el azúcar alojada en ellos sea liberada y utilizada como combustible para el ejercicio.

Incluso, luego de realizados los ejercicios, tu cuerpo continuaría quemando grasa, debido a que los músculos, restableciendo sus tejidos, realizarán la quema de calorías por si solos.

Eso sí, antes de someterte a una rutina de este tipo, es de vital importancia que te asegures de tener una alimentación adecuada. Recuerda que en estas instancias tu cuerpo necesitará aún más combustible para trabajar. Así que asegúrate de darle los suficientes nutrientes.

11- Comienza el día con un buen desayuno

Arrancar el día con un buen desayuno es la clave para que mantengas buenos hábitos alimenticios el resto del día.

Un buen desayuno, lleno de fibra y vitaminas, que aporte la suficiente energía para el resto del día.

12- Cena antes de las 8pm

Siempre se ha comentado que comer después de las 8 de la noche promueve la obesidad. Sin embargo, esto no ha sido comprobado. De hecho, hay estudios que desestiman por completo la afirmación. A pesar de esto, cenar antes de las 8pm continua siendo uno de los hábitos de esta lista, pero ¿Por qué?

Puede que cenar a altas horas de la noche no sea un problema. Sin embargo, lo que sí está comprobado que es un problema es dormir justo después de comer. Esto se debe a que cuando dormimos, nuestro metabolismo entra en un estado de reposo. Por esta razón, nuestro sistema digestivo puede verse afectado y con ello, podemos experimentar desequilibrios alimenticios.

En conclusión, debemos procurar cenar al menos, 2 horas antes de irnos a dormir. Además, en vista de que deberíamos dormir de 6 a 8 horas, va perfecto que cenemos entonces, antes de las 8pm.

13- Sustituye la azúcar por endulzantes naturales

Para evitar el azúcar, no hace falta recurrir a endulzantes químicos. Para ello tenemos una gran variedad de endulzantes naturales que te pueden y te resolverán la vida: jarabe de maple, azúcar de coco, stevia, néctar de agave y por supuesto, la miel de abeja.

14- Añade meriendas saludables entre cada comida del día

Comer entre comidas hace que tu metabolismo esté siempre activo, y por ende esté más propenso a la quema de calorías. Eso sí, procura comer meriendas netamente saludables, como frutas, frutos secos, galletas de arroz, panquecas de avena sin azúcar, entre otras opciones.

15- Añade un toque de picante en la comida

Sin duda una excelente noticia para los amantes del picante.

Por si no lo sabías, los condimentos que solemos tomar como picantes, contienen sustancias que actúan como quemadores de grasa naturales durante el proceso de digestión.

16- Ingiere alimentos altos en proteínas

Entre los nutrientes que definen una alimentación equilibrada, las proteínas son de los que más promueven la pérdida de peso.

Las proteínas son el combustible de nuestros músculos, y adquieren una importancia vital cuando estamos en un plan de pérdida de peso. De manera que, una alimentación prologanda rica en proteínas (pollo, carnes magras, etc.) promueve a la salud de tus músculos, a una apariencia saludable y, a una firme y correcta pérdida de peso.

17- Vigila tu hidratación

Asegúrate de mantenerte hidratado, SIEMPRE. Sobre todo cuando te encuentras en un régimen de ejercicios.

Lo recomendable es que bebas al menos 8 vasos de agua al día, y siempre que lo necesites. De hecho, para acelerar tu metabolismo y promover una digestión adecuada, es muy positivo que tomes un vaso de agua, preferiblemente fría, entre las comidas del día.

18- No olvides premiar todo tu esfuerzo con una cheatmeal

Una buena forma de mantenerte animado es que premies tus logros con un cheatmeal.

Para los que no conocen el término, un cheatmeal es una comida que sale de tu régimen alimenticio y que sirve para disminuir tus niveles de ansiedad. Puedes hacer este tipo de comidas trampas una vez por semana, y por supuesto, sin exagerar.

Si quieres una solución sencilla para incorporar estos alimentos de manera balanceada a tu dieta puedes considerar adquirir nuestro Plan Detox o Plan Fit!

Además recomendamos leer nuestra guia completa de alimentación, sueño, y ejercicio dando click aquí.

¿Tienes algún otro hábito en mente? Si es así, compártelo con nosotros.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados